Vademécum

Hidroclorotiazida MK®

Tabletas ranuradas 
Diurético, tiazidas
(Hidroclorotiazida)

Descripción

Potente diurético sintético. La Hidroclorotiazida se usa sola o en combinación con otros agentes para todas las etapas de la terapia antihipertensiva. Las tiazidas se utilizan como terapia inicial para el tratamiento de la hipertensión no complicada en la mayoría de los pacientes, ya sea solas o combinadas con otras clases de fármacos antihipertensivos con beneficio demostrado (por ejemplo, inhibidores de la ECA, antagonistas de la angiotensina II, β-bloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio).

Composición

Cada Tableta Ranurada de HIDROCLOROTIAZIDA MK® contieneHidroclorotiazida 12,5 mg; excipientes c.s.
Cada Tableta Ranurada de HIDROCLOROTIAZIDA MK® contieneHidroclorotiazida 25 mg; excipientes c.s.
Cada Tableta Ranurada de HIDROCLOROTIAZIDA MK® contieneHidroclorotiazida 50 mg; excipientes c.s.

Presentaciones

Hidroclorotiazida MK 12.5 mg, Caja x 30, Tabletas

Hidroclorotiazida MK 25 mg, Caja x 30, Tabletas

Hidroclorotiazida MK 25 mg, Caja x 300, Tabletas

Hidroclorotiazida MK 25 mg, Caja x 252, Tabletas

Hidroclorotiazida MK 50 mg, Caja x 252, Tabletas

 

Mecanismo de acción

El mecanismo del efecto antihipertensivo de las tiazidas no se ha esclarecido completamente. La Hidroclorotiazida aumenta la excreción de sodio, cloro y agua al intererferir con el transporte de los iones de sodio a través del epitelio tubular renal.  Aumenta la excreción de potasio secundariamente al incrementar la cantidad de sodio en el sitio de intercambio de sodio-potasio en el túbulo distal En dosis terapéuticas máximas todas las tiazidas son aproximadamente iguales en su eficacia diurética.

Indicaciones

Está indicado en el manejo de la hipertensión tanto solo como agente terapuéutico como en combinación con otros antihipertensivos. A diferencia de los ahorradores de potasio productos con combinación diurética, la Hidroclorotiazida puede ser usada en aquellos pacientes en quienes el desarrollo de hipercalcemia no puede ser un riesgo, incluyendo pacientes que toman inhibidores ECA.

Farmacocinética

La Hidroclorotiazida no es metabolizada pero es rápidamente eliminada por el riñón. Cuando los niveles plasmáticos han sido seguidos durante al menos 24 horas, se ha observado que la vida media plasmática varía entre 5,6 y 14,8 horas. Por lo menos el 61% de la dosis oral se elimina inalterada en 24 horas por orina. La Hidroclorotiazida atraviesa la placenta pero no la barrera hematoencefálica y se excreta en la leche materna.

Posología

La dosis inicial usual en adultos es de una tableta de 25 mg al día, administrada en una dosis única. La dosis puede aumentarse hasta 50 mg al día, administrada en una dosis única o dividida. Las dosis superiores a 50 mg a menudo se asocian con reducciones significativas en el potasio sérico. Los pacientes no suelen requerir dosis superiores a 50 mg de Hidroclorotiazida al día cuando se utiliza concomitantemente con otros agentes antihipertensivos.

Eventos adversos

Durante la terapia se han observado: Depleción de potasio, hiperuricemia. Alcalosis hipoclorémica en pacientes de riesgo (por ejemplo, los pacientes hipokalémicos). Hiperglucemia y glucosuria en pacientes diabéticos.

Interacciones farmacológicas

Aumento del efecto: Efecto aumentado al usar con furosemida y otros diuréticos. Con terapia diurética agresiva, aumenta la hipotensión y/o eventos renales adversos de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Betabloqueadores aumentan los efectos hiperglucemiantes de tiazidas en pacientes diabéticos tipo II. La ciclosporina y las tiazidas pueden aumentar el riesgo de gota o toxicidad renal. La toxicidad de la digoxina puede aumentar si la tiazida induce hipokalemia o hipomagnesemia. La toxicidad del litio puede aumentar debido a disminución de la excreción renal de litio. Las tiazidas pueden prolongar la duración de acción de los agentes bloqueadores neuromusculares.
Disminución del efecto: Los efectos de los hipoglucemiantes orales pueden ser disminuidos. Hay disminución de la absorción de Hidroclorotiazida con colestiramina, y colestipol. Los antiinflamatorios no esteroideos pueden disminuir los efectos de las tiazidas, reduciendo los efectos diuréticos y antihipertensivos.

Embarazo y lactancia

Categoría B: No existen evidencias de riesgo en la especie humana. Los estudios en animales no han demostrado un efecto adverso sobre el feto, pero no hay estudios clínicos adecuados y bien controlados hechos en mujeres embarazadas. Los estudios de reproducción en animales han demostrado efectos adversos diferentes a una disminución en la fertilidad.

Recomendaciones generales

Almacenar en un lugar seco a temperatura menor a 30 ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con fórmula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.

Sobredosis

No se han reportado muertes debidas a intoxicación aguda con Hidroclorotiazida. Las dosis más altas conocidas que han sido ingeridas son: en niños, 500 mg (niña de 14 años); niños jóvenes, 125 mg (niño de 2 ½ años). La característica más prominente de la intoxicación es la pérdida aguda de líquidos y electrolitos.
Cardiovascular: Taquicardia, hipotensión, shock.
Neuromuscular: Debilidad, confusión, mareo, calambres de los músculos de la pantorrilla, parestesias, fatiga, alteración de la conciencia.
Gastrointestinal: Náuseas, vómito, sed.
Renal: Poliuria, oliguria o anuria (debido a hemoconcentración).
Hallazgos de Laboratorio: Hipokalemia, hiponatremia, hipocloremia, alcalosis, elevación del BUN (especialmente en pacientes con insuficiencia renal).
Intoxicación Combinada: Los signos y síntomas pueden ser agravados o modificados por la ingesta concomitante de medicamentos antihipertensivos, barbitúricos, curare, digital (hipokalemia), corticosteroides, narcóticos o alcohol.

Contraindicaciones y advertencias

La Hidroclorotiazida está contraindicada en pacients con anuria. Hipersensibilidad a este producto o a otros medicamentos derivados de la sulfonamida. Diabetes e hipoglicemia: diabetes mellitus latente puede manifestarse y pacientes diabéticos que reciben tiazidas pueden requerir un ajuste de su dosis de insulina. Enfermedad renal: efectos acumulativos de la tiazida pueden desarrollar en pacientes con deterioroen la función renal. En tales pacientes, las tiazidas pueden precipitar azotemia. Este producto no debe ser utilizado en programas para adelgazar. Contiene tartrazina que puede producir reacciones alérgicas tipo angioedema, asma, urticaria y shock anafiláctico.

Precauciones

Evitar en enfermedad renal severa (inefectiva), anuria, trastornos electrolíticos (hipokalemia, alcalosis hipoclorémica, hiponatremia); disfunción hepática (se puede producir encefalopatía hepática por trastornos en electrolitos). Puede precipitar un ataque de gota en pacientes con antecedentes personales o familiares de la enfermedad, o falla renal crónica. Precaución en pacientes diabéticos. Puede producir exacerbación de lupus eritematoso sistémico. Usar con precaución en pacientes con colesterol elevado. 
Similitudes químicas existen entre sulfonamidas, las sulfonilureas, los inhibidores de la anhidrasa carbónica, las tiazidas y los diuréticos de asa (excepto ácido etacrínico). El uso en pacientes con alergia a las sulfonamidas está específicamente contraindicado, y existe riesgo de reacción cruzada en pacientes con alergia a cualquiera de estos productos; evitar su uso cuando se haya presentado una reacción previa.

Para acceder a la
Biblioteca Científica

Visite www.tqfarma.com