Vademécum

Biocalcium MK® Plus

Polvo Efervescente
Suplemento de Calcio, Vitamina D
y Minerales

Descripción

BIOCALCIUM Plus es una combinación de Calcio, Minerales y Vitamina D, que suplementa las necesidades de Calcio y optimiza la utilización de éste. Además, provee al organismo de Magnesio, Zinc, Cobre, Manganeso y Boro, elementos esenciales en la nutrición, que han demostrado intervenir en la regulación y correcto aprovechamiento del Calcio dietario. El Carbonato de Calcio al disolverse en el agua y combinarse con el ácido cítrico, uno de los excipientes presentes en la fórmula del producto, forman el Citrato de Calcio, una sal con mayor absorción que el Carbonato de Calcio y con una mayor tolerabilidad gástrica.

Composición

Cada sobre contiene Carbonato de Calcio equivalente a 600 mg de Calcio elemental, Tetraborato de Sodio equivalente a 250 mcg de Boro, Sulfato Cúprico Pentahidratado equivalente a 1 mg Cobre, Carbonato de Magnesio equivalente a 40 mg de Magnesio, Sulfato de Manganeso equivalente a 1,8 mg de Manganeso, Citrato de Zinc Trihidrato equivalente a 7,5 mg de Zinc, Vitamina D3 equivalente a 400 UI; excipientes c.s.

Presentaciones

Biocalcium Plus MK, Caja x 30 - 60 sobres, Polvo efervescente

Biocalcium MK 500 mg + D, Caja x 30 sobres, Polvo efervescente

Biocalcium MK 500 mg + D, Caja x 30 - 60 sobres, Polvo efervescente

Indicaciones

Indicado como coadyuvante en el manejo preventivo de deficiencias orgánicas de Calcio, Vitamina D y Minerales.

Posología

Suministrar entre 1 y 2 sobres con un intervalo de 12 horas. Se debe disolver el contenido de un sobre en un vaso con agua, que no sea mineral ni gasificada.

Interacciones farmacológicas

Glucósidos cardiacos: Los efectos inotrópicos y tóxicos de los glucósidos cardiacos y el Calcio son sinérgicos y pueden ocurrir arritmias si estos fármacos se dan concomitantemente (particularmente cuando el Calcio se da por vía I.V.). Si es indispensable darlo (hay una clara indicación clínica) puede hacerse suministrando pequeñas cantidades, muy lentamente y controlando estrechamente el ritmo cardiaco.

Tetraciclinas: El Calcio forma con las tetraciclinas unos complejos insolubles que inactivan completamente la acción del antibiótico. Los dos fármacos no pueden darse simultáneamente por vía oral ni pueden mezclarse en soluciones para administración parenteral. El Magnesio puede alterar la absorción de las tetraciclinas, al inhibir su absorción intestinal. 

Fenobarbital y fenitoína: Se ha demostrado una interacción importante entre la Vitamina D y la difenilhidantoína o fenobarbital. Se ha informado raquitismo y osteomalacia en los pacientes que reciben terapia anticonvulsivante con estos fármacos, al parecer debido a que tanto la difenilhidantoína como el fenobarbital aceleran el metabolismo de la Vitamina D. 

Fluoruros: La administración simultánea de Calcio y fluoruro interfiere en la absorción de ambos iones, puesto que se unen y se precipitan en forma de sales insolubles. 

Orlistat: Por el mecanismo de acción del orlistat se pueden disminuir los niveles de Vitamina D al interferir en su absorción. 

Bifosfonatos: El Calcio puede interferir en la absorción de los bifosfonatos, al inhibir la absorción de estos en el tracto gastrointestinal; para evitar este efecto se recomienda esperar media hora entre la toma del Calcio y cualquier bifosfonato. 

Betabloqueadores: El Calcio disminuye la efectividad de los beta bloqueadores por un mecanismo de interacción aún desconocido. Se recomienda monitorizar a estos pacientes y ajustar las dosis. 

Calcio antagonistas: El Calcio disminuye los efectos de los calcio antagonistas, tanto dihidropiridínicos como no dihidropiridínicos, mediante un antagonismo farmacodinámico. 

Fosfatos de potasio: El Calcio disminuye los efectos de los fosfatos de potasio de uso intravenoso al producir una unión de cationes a nivel del tracto digestivo. 

Levotiroxina: La administración simultánea de las formas orales de Calcio y levotiroxina disminuye los niveles circulantes de ésta al inhibir la absorción gastrointestinal; se recomienda tomar con un intervalo de al menos dos horas. 

Zinc: Dosis muy altas de Zinc pueden interferir en la absorción de Cobre y Magnesio, este fenómeno puede deberse a una competencia por un transportador común o por la inducción de metalotioneína en el intestino por el Zinc.

Hierro: Altas dosis de Hierro pueden interferir en la absorción de Cobre y Manganeso en niños; existen reportes de infantes que fueron alimentados con fórmulas con alto contenido de Hierro que presentaron niveles bajos de estos dos minerales en comparación con otro grupo que recibió una fórmula normal. 

Penicilamina: El Cobre disminuye los efectos de la penicilamina por un antagonismo farmacodinámico. 

Fibra: Las dietas muy altas en fibra pueden disminuir la utilización del Magnesio; este fenómeno ha sido demostrado en estudios experimentales sin que hasta el momento haya evidencia de que se presente en ensayos clínicos. 

Proteínas: Las proteínas provenientes de la dieta pueden afectar las concentraciones del Magnesio, debido a que alteran su absorción. 

Eltrombopag: El Magnesio puede alterar la absorción de eltrombopag, al inhibir su absorción intestinal. 

Bositinib y Vismodegib: El Magnesio puede disminuir los niveles plasmáticos de estos dos medicamentos al aumentar el pH gástrico e interferir con su solubilidad. 

Quinolonas: El Magnesio y el Calcio pueden alterar la absorción de las quinolonas, al inhibir su absorción intestinal. 

Ácido Fólico: La biodisponibilidad del folato proveniente de la dieta se aumenta por una enzima dependiente de Zinc, sugiriendo una posible interacción; estudios realizados en el pasado han demostrado que ingestas bajas de Zinc producen una absorción baja de ácido fólico. 

Vitamina A: El Zinc y la Vitamina A interaccionan de muchas formas. El Zinc hace parte de la proteína de unión del retinol, un transportador absolutamente necesario para el transporte de la Vitamina A en la sangre. El Zinc además es requerido por la enzima que convierte el retinol en retinal y más adelante es necesario para la síntesis de rodopsina; de tal manera que la deficiencia de Zinc se ha relacionado con ceguera nocturna.

Embarazo y lactancia

Categoría C (Primer y segundo trimestre): Estudios en animales han mostrado un efecto adverso sobre el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sin embargo los beneficios permiten utilizar el fármaco a pesar de sus riesgos potenciales. 

Lactancia: Este grupo de nutrientes se considera generalmente seguro durante la lactancia materna.

Recomendaciones generales

Categoría C (Primer y segundo trimestre): Estudios en animales han mostrado un efecto adverso sobre el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sin embargo los beneficios permiten utilizar el fármaco a pesar de sus riesgos potenciales. Lactancia: Este grupo de nutrientes se considera generalmente seguro durante la lactancia materna.

Sobredosis

La intoxicación por Calcio es rara y los casos reportados son casi exclusivamente producidos por la administración intravenosa. Los síntomas incluyen letargia, debilidad muscular, vómito, náusea y estreñimiento. Las manifestaciones de toxicidad severa incluyen estado mental alterado y arritmias cardiacas. La sobredosis de Vitamina D puede producir hipervitaminosis, la cual puede inducir hipercalcemia, que puede producir osteopenia, cálculos renales, arritmias cardiacas y trastornos musculares. Generalmente la hipercalcemia se observa con ingestas de Vitamina D diarias que superen las 50.000 UI al día, siendo muy poco probable que esta ocurra en adultos sanos con ingesta inferior a 10.000 UI al día. No hay muchos datos disponibles acerca de la toxicidad del Boro. Los reportes provenientes de la ingesta de ácido bórico o de bórax han mostrado que éste nutriente tiene una baja toxicidad. La dosis letal mínima potencial para adultos se calcula entre 15 y 20 g al día y para niños entre 3 y 6 g al día. Los síntomas iniciales de la intoxicación con Boro consisten en náuseas, vómito, epigastralgia y diarrea. En dosis altas produce rubor, excitación, convulsiones, depresión y colapso vascular. Los reportes de toxicidad del Cobre son raros en la población general; casi todos han sido generados por la contaminación de bebidas en contenedores hechos en este mineral o por contaminación de fuentes de agua potable. Los síntomas iniciales de intoxicación por Cobre incluyen dolor abdominal, náusea, vómito y diarrea; dosis más altas pueden ocasionar daño hepático severo, falla renal, coma y muerte. Los casos de intoxicación con Magnesio provienen todos de una ingesta excesiva de suplementos de éste. El cuadro empieza generalmente con diarrea. Los casos graves producen un descenso marcado de la tensión arterial (que puede llegar a producir disfunción renal), letargia, confusión, trastornos del ritmo cardiaco. A medida que la hipermagnesemia progresa, se produce debilidad muscular y dificultad respiratoria. Los casos graves de intoxicación por magnesio pueden producir paro cardiaco. El conocimiento de la toxicidad por Manganeso proviene de personas expuestas a su inhalación, como son los soldadores y los trabajadores de las fundiciones. Los síntomas de la intoxicación por Manganeso son similares a los que se presentan en la enfermedad de Parkinson e incluyen temblores, dificultad para caminar y espasmos musculares faciales; muchas veces se encuentra precedido por irritabilidad, agresividad y, en algunos casos, alucinaciones. Se han reportado brotes de toxicidad por Zinc aislados provenientes de la contaminación de alimentos y bebidas almacenadas en contenedores hechos con materiales galvanizados. Los signos de la toxicidad aguda por Zinc consisten en dolor abdominal, diarrea, náuseas y vómito; dosis entre 225 y 450 mg usualmente producen vómito. La inhalación de vapores de Zinc produce sudoración profusa y taquipnea, estos se pueden presentar ocho horas después de la exposición y pueden persistir entre doce y veinticuatro horas.

Contraindicaciones y advertencias

Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del producto. Adminístrese con precaución en pacientes con litiasis e insuficiencia renal. Hipercalcemia, Hipercalciuria. Por contener aspartame está contraindicado en pacientes con fenilcetonuria.

Precauciones

No exceda la dosis recomendada. Pregunte al médico antes de usar si está embarazada o lactando. Evítese la administración concomitante con digitálicos.

Registro Sanitario TG / M-18146 Honduras

Para acceder a la
Biblioteca Científica

Visite www.tqfarma.com