Vademécum

Biocalcium D MK®

Polvo Efervescente
Suplemento de calcio
(Carbonato de Calcio, Vitamina D3)

Descripción

BIOCALCIUM D MK® es un suplemento de calcio, en el cual el carbonato de calcio al disolverse y combinarse con el ácido citrico en el agua forman el complejo Citrato de Calcio, una sal con mayor absorción y que es mejor tolerada a nivel gástrico. El Citrato de Calcio es mejor tolerado; no provoca flatulencia; tiene bajo riesgo de formación de cálculos renales y de contaminación por plomo o aluminio. Suplemento de calcio para situaciones donde se presenta deficiencia de calcio o necesidad de incrementar la demanda como en el crecimiento, embarazo, lactancia, menopausia y periodos de consolidación de fracturas. La cantidad de vitamina D3 que contiene por sobre permite una suplementación de 400 UI/día (en caso de dar dos sobres) que es la cantidad recomendada como suplemento por la American Association of Clinical Endocrinologist para la prevención y tratamiento de la osteoporosis postmenopáusica.

Composición

Cada sobre de 4,44 g contiene carbonato de calcio equivalente a 500 mg de calcio elemental, Vitamina D3 200 UI; excipientes c.s.

Presentaciones

BIOCALCIUM D MK®, caja por 30 y 60 sobres de polvo efervescente.

Indicaciones

BIOCALCIUM D MK®, está indicado como suplemento de calcio en aquellas situaciones donde se presente deficiencia de calcio, o incremento de la demanda, tal como ocurre en el crecimiento, embarazo, lactancia, menopausia, y en periodos de consolidación de fracturas. También está indicado en la prevención y manejo de la osteoporosis postmenopáusica.

Posología

1 o 2 sobres disueltos en medio o un vaso con agua al día. Se puede tomar con alimentos o sin ellos.

Osteoporosis Postmenopáusica: Las mujeres premenopáusicas y postmenopáusicas en tratamiento con estrógenos, deben recibir 1 g al día de suplemento de calcio. Mujeres postmenopáusicas que no reciben estrógenos o mayores de 65 años, deben recibir 1,5 g/día de calcio.

Eventos adversos

Puede ser irritante para el tracto gastrointestinal y producir dispepsia y constipación; hipercalcemia que puede ocurrir en pacientes que reciben dosis altas de calcio y vitamina D y tienen insuficiencia renal.

Interacciones farmacológicas

Glucósidos cardiacos: Los efectos inotrópicos y tóxicos de los glucósidos cardiacos y el Calcio son sinérgicos y pueden ocurrir arritmias si estas drogas se dan concomitantemente (particularmente cuando el Calcio se da por vía IV). Si es indispensable darlo (hay una clara indicación clínica) puede hacerse suministrando pequeñas cantidades, muy lentamente y controlando estrechamente el ritmo cardiaco. 

Tetraciclinas: El Calcio forma con las tetraciclinas, unos complejos insolubles que inactivan completamente la acción del antibiótico. Los dos fármacos no pueden darse simultáneamente por vía oral ni pueden mezclarse en soluciones para administración parenteral.

Fluoruros: La administración simultánea de Calcio y fluoruro interfiere en la absorción de ambos iones, puesto que se unen y se precipitan en forma de sales insolubles.

Bifosfonatos: El Calcio puede interferir en la absorción de los bifosfonatos, al inhibir la absorción de estos en el tracto gastrointestinal; para evitar este efecto se recomienda esperar una media hora entre la toma del Calcio y cualquier bifosfonato.

Beta bloqueadores: El Calcio disminuye la efectividad de los beta bloqueadores, por un mecanismo de interacción aún desconocido, se recomienda monitorizar a estos pacientes y ajustar las dosis.

Calcio antagonistas: El Calcio disminuye los efectos de los Calcio antagonistas, tanto dihidropiridínicos como no dihidropiridínicos, mediante un antagonismo farmacodinámico.

Fosfatos de potasio: El Calcio disminuye los efectos de los fosfatos de potasio de uso intravenoso, al producir una unión de cationes a nivel del tracto digestivo.

Levotiroxina: La administración simultánea de las formas orales de Calcio y levotiroxina, disminuyen los niveles circulantes de ésta, al inhibir la absorción gastrointestinal; se recomienda tomar un intervalo de al menos dos horas, entre estas dos medicaciones, con el fin de evitar este fenómeno.

Fenobarbital y fenitoína: Se ha demostrado una interacción importante entre la Vitamina D y la difenilhidantoína o fenobarbital. Se ha informado raquitismo y osteomalacia en los pacientes que reciben terapia anticonvulsivante con estos fármacos, al parecer debido a que tanto la difenilhidantoina como el fenobarbital aceleran el metabolismo de la Vitamina D.

Orlistat: Por el mecanismo de acción del orlistat se pueden disminuir los niveles de Vitamina D al interferir en su absorción.

Embarazo y lactancia

Categoría C: Estudios en animales han mostrado un efecto adverso sobre el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sin embargo, los beneficios permiten utilizar el fármaco a pesar de sus riesgos potenciales.

Recomendaciones generales

Almacenar en un lugar seco a temperatura inferior a 30 ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Venta sin fórmula médica.

Sobredosis

La intoxicación por Calcio es rara y los casos reportados son casi exclusivamente producidos por la administración intravenosa; los síntomas incluyen letargia, debilidad muscular, vómito, náusea y estreñimiento. Las manifestaciones de toxicidad severa incluyen estado mental alterado y arritmias cardiacas. La sobredosis de Vitamina D, puede producir hipervitaminosis, la cual puede inducir hipercalcemia, que pueden producir en osteopenia, cálculos renales, arritmias cardiacas y trastornos musculares. Generalmente la hipercalcemia se observa con ingestas de Vitamina D diarias que superen a las 50.000 UI al día, siendo muy poco probable que esta ocurra en adultos sanos con ingesta inferiores a 10.000 UI al día.

Contraindicaciones y advertencias

Hipercalciuria, hipercalcemia. Adminístrese con precaución a pacientes con litiasis renal. Evitar la administración simultánea con digitálicos, fenitoína, fenobarbital y otros preparados que contengan vitamina D. No está indicado en hipoparatiroidismo. Las sales de calcio están contraindicadas en pacientes con fibrilación ventricular. Las sales de calcio deben ser usadas con precaución en pacientes con sarcoidosis, enfermedades cardiacas o renales; y en pacientes que reciben digitálicos, porque la hipercalcemia aumenta las acciones tóxicas de los glucósidos cardiacos. Por tener aspartame está contraindicado en pacientes con fenilcetonuria.

Para acceder a la
Biblioteca Científica

Visite www.tqfarma.com